Jaime Bayly una estrella de la televisión que es escritor

Jaime Bayly una estrella de la televisión que es escritor

Se llama Jaime Bayly, tiene cuarenta años, nació en Lima y es uno de los presentadores más famosos de Latinoamérica. En España Bayly está consiguiendo el reconocimiento de los lectores, tras quedar finalista en el Premio Planeta con la novela, ? Y de repente, un angel?.Sosegado, habla con calma y tiene apariencia de ?dandy?,a demás de un sutil sentido del humor que según dice ?me ha servido en la vida para sañir de situaciones dolorosas?
Está claro que eres un provocador nato

-“me gusta decir que lo pienso, no me gusta callarme mis opiniones y esto a veces provoca, provoca escándalos ,revuelos o reacciones crispadas, no es una mala idea provocar un poquito”

Pero disfrutas asombrando a la gente que te escucha

-“Sí, no me disgusta sorprender, lo peor que uno puede hacer como escritor es ser previsible, aburrido. Aburrir es el peor pecado, sorprender, emboscar traviesamente al lector o al espectador y hacerle pensar algo que tal vez no se le hubiera ocurrido, es un buen recurso para intentar captar su atención”

¿Y cuándo comienzas a desarrollar esa faceta de captar la atención de los demás?

-“Yo creo que se ha ido desarrollando con los años, llevo ya muchos años trabajando en televisión ,empecé a los 18 años, tenía una columna en un periódico y el dueño de un canal de televisión me pidió que hiciera comentarios de televisión sobre política. Al principio tenía un perfil muy serio de periodista político, o ser un plomazo, pero a la gente le llamaba la atención que fuese tan jovencito y por eso me veían. Después de tantos años en televisión, te enseña a inventarte pequeños trucos para atrapar la curiosidad del publico”

A pesar de todo eres un poco narcisito

-“Sí, seguro ,todos los escritores, tenemos por un lado, una herida, sin la cual quizás no escribiríamos, y por otro lado mucho amor propio.Creo que todos los escritores hasta un punto somos un poquito narcisistas y yo no soy una excepción”

Cuando habla de una herida, ¿ cúal es en tu caso?

-“Cuando me refiero a una herida es un recuerdo doloroso, un conflicto viejo,una deuda con el pasado. En mi caso probablemente elegí ser escritos para vengar o intentar cerrar dos recuerdos dolorosos que me dejaron herida, por un lado la muy mala relación que tuve con mi padre desde niño, y por otro lado el descubrimiento de que me podían gustar los hombres”

¿has encontrado una explicación para ese doloroso pasado?

-“Tal vez mi padre me trataba con cierta violencia o aspereza porque intuía que yo podía ser menos viril o menos macho de lo que él quería, ambos conflictos probablemente me hicieron ver las cosas de otra manera y me precipitaron a reescribir mi pasado, es decir a escribir una novela en la que yo no solo contase todas estas cosas duras o hirientes que me habían tocado vivir, pero en las que también contase la vida que me hubiera gustado vivir. Yo creo que esto es algo que uno hace frecuentemente en las novelas, reinventar el pasado, de bodoque puede ser lo que no pudo ser en la realidad”

Parece que has utilizado el sentido del humor en la vida para intentar desdramatizar todas esas circunstancias que te ha tocado vivir, para no hundirte

-“Sí, es verdad, yo creo mucho en el humor, me he reído mucho escribiendo esta novela, más que con cualquier otra.Creo que el humor a menudo sirve para protegerse de las bofetadas, del dolor, de las caídas y las asperezas a las que la vida te condena”

En España hemos podido verte en algunas apariciones televisivas, junto a Boris Izaguirre

-“Boris es uno de mis mejores amigos, es un íntimo amigo, lo admiro mucho y lo quiero mucho. A Boris y a mí nos interesa también, además del mundo de los libros, el mundo de las celebridades, de los famosos, que no es para nada incompatible con la literatura, pienso en Fitzgerald, en Capote. Ha habido muchos grandes novelistas que se han sentido fascinados por el mundo de los ricos , de los famoso, que puede ser también una fuente de inspiración literaria”

¿Habeís llegado a ser pareja?

-“No, siempre hemos sido amigos, nunca hemos sido novios, ni siquiera amantes, hemos sido amigos muy íntimos , nos queremos y nos admiramos mutuamente pero nunca nos hemos ido a la cama, será porque el no quiso, porque a mí ganas no me han faltado. El tiene muy buen gusto”

Bueno los dos teneis una imagen fantástica

-“Gracias, pero nunca ha llegado a ocurrir”

¿Tienes pareja actualmente?

-“Sí, estoy muy enamorado de una joven escritor argentino, y por eso me he ido a vivir a Buenos Aires”

¿Has hecho muchas locuras por amor en tu vida?

-“Sí, las que tenía que hacer, no me arrepiento para nada. El amor, la pasión , generalmente te induce a desafiar el sentido común y a hacer locuras,a ir contra la razón, contra la prudencia, contra ti mismo. Tal vez por amor he escrito algunas novelas “afiebradas”, novelas locas, pero yo creo mucho en la locura. La vida sin un punto de locura es condenadamente aburrida y de vez en cuando hay que entregarse alas locuras que a uno le arrebatan”

¿Podríamos verte haciendo televisión en España?

-“Me encantaría,por supuesto,si me ofrecen algo que sea bueno lo haría con gran ilusión”

Tienes dos hijas de las que hablas con frecuencia, precisamente la protagonista de tu novela está inspirada en el la persona que cuida a tus hijas, a la que le has dedicado esta obra

-“Ellas llevan muy bien y con mucha naturalidad que yo sea su padre. Ellas saben que yo soy primero y ante todo su papá. Para ellas yo no soy un escritor, un hombre famoso, no soy un hombre controvertido, no soy bisexual, sólo soy su papá, tienen doce ydiez años, y saben que yo las quiero incondicionalmente, que daría mi vida por ellas y que son lo mejor que me ha tocado vivir. Ellas han iluminado mi vida de una manera que nunca imaginé, intento divertirme mucho con ellas y que mi manera de educarlas sea hacerlas sonreir mucho, familiarizarlas con la idea de la felicidad, creo que la mejor educación es hacer reir a tus hijos. Hay que darles mucho amor a los hijos, hacerles reir, comprarles muchos regalos, que no te tengan miedo, que no esperen de ti una especie de luz llena de sabiduría que les va a enseñar el camino. Yo no sé cuál es el camino, no tengo ni idea, si no sé cual es el mío, ¿como sabré enseñarles el suyo?

Parece que lo tienes claro

-“la mejor educación está basada en una gran complicidad, humor, ternura y decirles muchas veces cuanto las quiero. No la educación de la disciplina, de la imposición de unos determinado valores o supuestas verdades, creo que ese es un camino equivocado. Yo las quiero mucho y creo que ellas me quieren mucho a mí también, y les da igual lo que la gente diga, que haya rumores sobre mi sexualidad”

Realmente no son rumores, ya que tú hablas abiertamente de tu sexualidad

-“Sí, yo soy claro, pero en Perú o en América latina para mucha gente sigue siendo un tabú hablar de homosexualidad y más si eres padre porque mucha gente no te lo perdona, dicen que eres un mal padre y que educas a a tus hijos en un ambiente de inmoralidad. Yo siempre digo que agradezco mucho esa preocupación por mis hijas y que si tanto les preocupa que habrán una cuenta bancaria y que hagan donaciones porque sería una manera bonita de expresar esa preocupación”

MARINA BERNAL

Antonio Mingote Honoris Causa

Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, ?ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo?

Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.

Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.

Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”

Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares

ENTREVISTA

¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”

¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mi
ngo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante

-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es
periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”

¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda
con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesion
al en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir
cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de act
ualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Buen
o, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosida
d, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibuj
o, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha
leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 t
uve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya
te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los
niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahor
a está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica
de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un caba
ret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el ag
ua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A vec
es cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me
ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investi
do Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celo
s de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apelli
do, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro”
¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
Antonio Mingote (Sitges, 1919) iba para músico, su padre era profesor de solfeo en el conservatorio de música y él empezó a estudiar piano, pero vino la guerra civil y el destino de su vida cambió.
Publicó su primer dibujo a los trece años en la revista Blanco y Negro y su primera viñeta profesional en el 53 en ABC, más de medio siglo de relación profesional.
Lleva más de cuarenta años casado con Isabel, es padre de un hijo y abuelo de dos nietos, el mayor de los cuales es periodista. El 17 de enero cumplirá 87 años, y desde luego que no piensa en la jubilación, “ya te jubila la vida de bastantes cosas para hacerlo tú mismo”
Antonio es miembro de la Real Academia desde enero del 87 y su último gran trabajo ha sido la edición por parte de la editorial planeta de 600 dibujos que recogen El Quijote.
Mingote despide el año siendo investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Alcalá de Henares
ENTREVISTA
¿tiene usted algo de Quijote?
-“Como todo el mundo, mitad y mitad, como todo el mundo, tenemos mitad de Quijote y mitad de Sancho. Soy un poco más fantasioso pero porque no soy lo bastante listo para ser un pícaro de verdad hace falta tener mucho talento”
¿puede decir cuántos dibujos ha hecho a lo largo de su vida?
-“Nunca los he contado, aunque he hecho muchísimos, la verdad”
¿recuerda el primero que publicó?
-“Sí, fue cuando tenía trece años, en la revista Blanco y negro de ABC, era una página que publicaba dibujos de los niños”
¿Cúantos años dura su “matrimonio” con el diario ABC?
-“Empecé a publicar en ABC en el año 53, medio siglo y pico”
¿Y cuántos años lleva de matrimonio con su esposa?
-“desde el año 63, diez años menos”
¿Ella ha tenido alguna vez celos de esa dedicación que tiene usted a su profesión?
-“No, celos nunca”
¿Cómo mira usted la realidad para sacar siempre un matiz irónico?
-“Pues este es un oficio como otro cualquiera, leo siempre los periódicos y no es que yo elija alas noticias, a lo mejor es que la noticia me elije a mí. Hay que elegir una noticia, lo que esté más de actualidad o tiene más interés y dar vueltas hasta que se te ocurre una broma”
¿Cómo le gusta que denominen su profesión?
-“dibujante”
En su familia ni sus hijos ni sus nietos, ¿han seguido sus pasos?
-“mi hijo no, y el mayor de mis nietos es periodista y ahora está haciendo un master”
¿Recuerda cómo conoció a su mujer?
-“Una vez fui a ver a Edgar Neville (el director de cine) y dije, anda que secretaria más mona tiene este señor y me casé con ella. Fue un flechazo, aunque no creo que ella pensara lo mismo”
Su apellido, Mingote, no es habitual
-“Un amigo mío, me explicó que el apellido Mingo es muy habitual en Castilla, y en Aragón , de él se derivan otros como Mingorance, Minguilla…muchos y la terminación –ote, es una desinencia despreciativa, eso quiere decir que tuve un antepasado digno de desprecio”
Ha vuelto usted a revalorizar el apellido
-“Bueno, vete a saber…!”
¿Tiene algún dibujo favorito de todos los que ha hecho?
-“Favorito ninguno, porque los dibujos en cuanto los termino me dejan de interesar, me gusta pensarlos, proyectarlos, hacerlos, y una vez terminados paso a otra cosa”
¿Cúal es su dinámica de trabajo?
-“me gusta levantarme temprano, siempre trabajo por la mañana, me levanto muy temprano para ver salir el sol, y lo retrato además. Leo los periódicos, leo cuatro o cinco diarios, pienso el dibujo y después lo escaneo y lo paso al periódico. Es un oficio como otro

¿Usted pensaba cuando empezaba que se iba a ganar la vida como dibujante’
-“Como dibujante no, soy dibujante como podría ser otra cosa. De niño tenía esas inquietudes que se tienen, era muy lector y leía mucho porque tuve la suerte de nacer en una casa donde había muchísimos libros. Siempre leí mucho y eso me produjo una inquietud y curiosidad, yo dibujaba, quería ser pintor o escritor. Estaba en una pensión, hacía caricaturas y un amigo mío que era amigo de Alvaro de la Iglesia me dijo “vamos a verlo” y me los publicó, y ahí me quedé estancado en el humor gráfico. Si no hubiera sido pintor o pianista de un cabaret”
Tuvo usted una intensa educación musical
-“si , mi padre era profesor del Conservatorio de Solfeo, estudié música con bastante provecho, piano llegué hasta cuarto. Hubo una guerra civil, de la que habrás oído hablar y esa guerra escachifolló mi carrera musical para siempre”
¿Usted se considera periodista?
-“mi trabajo sin duda es periodístico, yo siempre evito con todas mis fuerzas opinar, doy mi punto de vista, sin imponer mi opinión”
¿Le llegan las críticas y comentarios sobre sus dibujos?
-“Me ha pasado más de una vez recibir grandes elogios y al mismo tiempo críticas tremendas por un dibujo, no me gusta hablar de esto porque parece que me regodeo con mis trabajos y no es verdad.Pero por ejemplo ahora recuerdo una portada del periódico que hice cuando hubo grandes inundaciones en el País Vasco, dibujé a Guardia Civil llevando a hombros a una vasco con su boina en el agua y decía “ETA ha asesinado a este guardia civil”, causó mucho revuelo”
¿El dibujante nunca se retira?
-“No, yo no, los dibujantes no sé, pero yo no, no pienso jubilarme, creo que la jubilación es un error gravísimo, ya te jubila la vida, la fisiología, la anatomía, la numismática, ya le jubilan a uno sin necesidad de que a uno se jubile”
¿Tiene nuevos proyectos?
-“no, pienso que ya no me queda tanto tiempo para hacer grandes proyectos, empecé a hacer el proyectos de “El Quijote”, sin estar muy seguro de que podría terminarlo, son seiscientos dibujos y he tardado dos años”
¿Cúantas veces se ha leído el Quijote?
-“Muchas, y esta último con mucho detenimiento”
¿Cúal es su escena favorita?
-“No tengo una favorita, la que más trabajo me ha costado ha sido las bodas de Camacho porque había mucha gente”
¿Cuánto tarda en hacer un dibujo?
-“A veces cinco minutos, a veces diez, ha veces dos horas y a vecse un día entero. Casi siempre lo repito”
¿Qué le resulta más fácil de dibujar?
-“Ningún dibujo es fácil”
¿Algún tema favorito?
-“no tengo ninguno, quizás el hombre y la gente”
Después de cincuenta años tomando el pulso a la historia de España, ¡qué etapa recuerda con más cariño?
-“Mi primera etapa, porque fue la etapa llena de ilusión, de esfuerzo y trabajo y de sorpresa constante para mí. Entré en el mundo del periodismo, en La Kodoniz, cuando empecé a publicar en los periódicos fue muy bonito. Cuando empecé en ABC en el año 53 tuve mucho coraje para seguir, en esos momentos me encontré a un amigo de Teruel, donde vivé mucho tiempo y me dijo “oye he visto que estas publicando chistes, ¿pero si tú no tienes ninguna gracia?”
Siempre habla del diario ABC con gran cariño
-“el mejor regalo que me ha hecho el diario ABC siempre ha sido la libertad”
MARINA BERNAL