Presentación Libro ¿Por qué en Sevilla? de Ramón Vílchez

Fotos: Martínez Cotán

Ramón Vílchez Martínez presentó su libro “¿Por qué en Sevilla?” en el Palacio de los Marqueses de la Algaba siendo acompañado por el escritor Andrés Luque, Doctor y Profesor de Historia del Arte, y la periodista Marina Bernal

Ramón, Arquitecto técnico y árbitro de fútbol, es un enamorado de Sevilla ,sus tradiciones y costumbres y se planteó hace cuatro años recoger en un libro las estatuas que están por toda la ciudad explicando el motivo y la vinculación de los personajes a Sevilla.
Un libro que en seis capítulos ofrece 15 rutas por Sevilla a través de sus estatuas y en el sexto entrevista a sevillanos destacados de cada uno de los barrios de la ciudad.

Ramón 8

La más antigua de las estatuas que hay en Sevilla es la de El Cid Campeador, que estuvo aquí. En el libro
salen reflejadas 270, forman parte del mobiliario urbano o sonmedallones.

Según Andrés Luque “es un gran trabajo de campo, un catálogo para profesionales e incluso un seguro para evitar robos de estatuas. Tiene dos lecturas, una para curiosos o interesados y otra para expertos en urbanismo o escultura, es un manual de consulta”. Aunque aseguró que al leerlo “se pone en evidencia la necesidad de estatuas a figuras como la de Juan Ramón Jiménez que en 1907 calificó a Sevilla como la capital cultural del mundo, a la que llegaban artistas becados desde Paris, pasaron desde Rodin y Matisse”.

Vílchez contó algunas curiosidades como Hércules tiene cinco estatuas en la ciudad o que el Betis tiene dos y el Sevilla ninguna pero “eso es subsanable, porque para poner una estatua sólo hay que recoger un número de firmar determinado, conseguir el dinero para su realización y buscar el lugar para el emplazamiento”. Entre sus preferidas destacó “la de Clara Campoamor, por su tamaño y su originalidad en la Cuesta del Rosario o la de San Juan Bosco”.

Ramón 11 copiaLa que representa la esencia de Sevilla podría ser “El Giraldillo” y otra que destaca muchos valores de la ciudad es la de Miguel de Mañara. Además se habló “El Cristo de las Mieles”, en el cementerio y el Mausoleo de Joselito El Gallo. Y como caso excepcional la de Manuel Machado “que lleva 40 años esperando su ubicación” . Ramón Vílchez aprovechó para reivindicar una estatua a la figura de “Paco Palacios el Pali, porque de sobra la merece y este libro ha sido concebido como unas sevillanas de El Pali”.